Este joven italiano, amante de la pizza, lo que más anhelaba en esos momentos, era volver a degustar una buena pizza, y para su sorpresa, el jefe de la Estación Espacial Internacional le envía todos los ingredientes necesarios para realizarla, gracias a la solicitud o la acotación que realizó en la entrevista en vivo.

Luego de la sorpresa, los seis astronautas realizaron una pequeña fiesta de pizzas y cuentan que la preparación fue similar a hacerla en nuestro planeta, la diferencia es básicamente que los ingredientes flotaban y su base, es decir, la masa, era como ver platillos voladores.

Realizaron pizzas según el gusto de cada uno de ellos, teniendo en cuenta de que la pasta de tomate sirvió como una especie de adhesivo y logró mantener el resto de los ingredientes, como es el queso, pepperoni, aceitunas e incluso pasta de anchoas compactadas, no un 100% pero si la mayoría.

Aunque no se veían muy provocativas, el italiano y sus demás compañeros, lograron alcanzar otro objetivo, el de comer pizzas en el espacio.

Después de esta divertida aventura, específicamente el 2 de diciembre del presente año, Paolo agradece al director del programa de la Estación Espacial Internacional, Kirk Shireman, a través de su red social Twitter, indicando además, la gran sorpresa que se llevaron.

También realizaron y publicaron vídeos de cómo fue la preparación, cómo se lanzaban las pizzas tal cual fueran frisbees, y por supuesto, tomaron muchas fotos de este gran evento para ellos, con el fin de recordarlo por el resto de sus vidas, y por último, procedieron a comérselas.