Propiedades de los ingredientes de la pizza

Muchos declaran que la pizza es un alimento sano y completo. Bien sea por cada uno de sus ingredientes o por el conjunto en general.  Es importante que para disfrutar de sus bondades, hay que tener en cuenta que mientras la pizza sea elaborada en casa, más probabilidades existen de controlar su forma de preparación y así evitar algunos ingredientes que son incluidos por las grandes cadenas de ventas de pizza o pizzerías, como el exceso de grasas saturadas que son dañinas para el cuerpo.

Hidratos de carbono complejos

Este tipo de carbohidratos está representado en la harina de la pizza, y le proporciona al organismo la energía y saciedad que necesita, debido a que liberan energía de forma más lenta que los hidratos de carbono simples. Ayudan al adecuado funcionamiento del cerebro. Se pueden hacer versiones más ligeras de pizzas sin harina de trigo, las cuales pueden incluir granos, harinas de semillas o frutos secos.

El queso mozzarella

El queso es un derivado de la leche, rico en calcio, vitaminas como la C, hierro, vitamina D, E y K. También es rico en nutrientes, así como una importante fuente de proteínas. Dentro de los beneficios del queso de la pizza, están el aumento de la masa muscular y del gasto calórico, lo cual permite, al acompañarlo con ejercicio, reducir medidas en los sitios problemáticos, mientras se moldea la figura. Si se desea menos cantidad de calorías, es muy fácil sustituir el queso por uno más ligero o descremada, que tenga menor cantidad de grasa.

Grasas saludables

No todas las grasas son dañinas. El aceite de oliva en la pizza es una estupenda opción en la preparación. Este tipo de ácidos grasos insaturados permiten reducir el colesterol, así como mejorar la circulación de la sangre.

El tomate como antioxidante

El tomate de la pizza tiene iycopen. Se trata de un antioxidante, excelente para la prevención del cáncer y enfermedades cardiovasculares. El tomate ayuda en la digestión, fortalece el sistema autoinmune y evita la formación de ácido úrico.

Ingredientes adicionales que no deben faltar

Obviamente, la selección de las coberturas es fundamental para preparar una pizza saludable. Se debe optar por toda la mayor cantidad de vegetales y frutas posible, como los pimientos rojos, cebolla, aceitunas, ajo, brócoli y espinacas. La selección de un jamón con poca grasa, también es fundamental. Si se va a colocar carne, ésta debe ser magra. Como alternativa, se puede incorporar anchoas o algún tipo de pescado como el salmón o el atún.

Ingredientes que se deben evitar

Así como es necesario incluir vegetales y frutas, es importante evitar algunos ingredientes altos en grasas saturadas, que pueden ser perjudiciales para la salud. Es mejor no incorporar en la pizza aceites diferentes al aceite de oliva (o aceite de oliva extravirgen), como aceites vegetales o de soja. 

Con respecto a los embutidos, definitivamente se deben evitar el pepperoni, el salami, salchichón y salchichas. Estos ocasionan problemas cardiovasculares y de peso si se consumen consecutivamente por un largo período. Además, aumentan significativamente la cantidad de calorías ingeridas.

Acompañantes

Otro dato relevante es el tipo de bebida o acompañante con el que se comen las pizzas. Es muy común que los acompañantes sean las papas fritas, o salsas como mantequillas saborizadas. En cuanto a las bebidas, también es muy común las gaseosas o colas, así como bebidas con grandes cantidades de azúcar. Para evitar exceso de calorías, es mejor no incorporar estos alimentos a tu fiesta de pizzas.

Pizza para el alma

Además de sus bondades relacionadas con los nutrientes que aporta al organismo, la pizza ayuda a la mente. Al comer algo agradable, se genera alegría y el cuerpo libera serotonina, conocida como la hormona de la felicidad, contribuyendo al bienestar emotivo y general.  Por tanto, al sentirse emocionalmente bien, es inminente lo que se produce inmediatamente en el ser humano. De hecho, comer pizza está asociado con la mejora del estado de ánimo y de la productividad en el trabajo. También se relaciona con el compañerismo, compartir entre amigos y entre familia.

Luego de revisar todos los beneficios que te ofrece la pizza, podemos concluir que, según su preparación y si se seleccionan los ingredientes adecuados, con menor cantidad de grasas e hidratos de carbono, es posible disminuir la cantidad de calorías por porción y evitando así que ayude al aumento de peso. También aprendimos que la pizza mejora el estado de ánimo, por lo que es perfecta en momentos de posible baja de autoestima o depresión. 

En fin, es posible comer pizza; tener un cuerpo hermoso y estar muy feliz al mismo tiempo.